Hasta el infinito y mas allá! – continuación

“El aeropuerto de Heathrow se ha abierto hace una hora, así que tu vuelo saldrá como está planeado según tu pasaje”

Train station ceiling

London Train station ceiling

Todo a mí alrededor se detuvo, la chica mostrándome la hora, su compañero dándole una mirada desde lejos a mi pasaje, el ruido se hizo silencio. Mire a mi madre y le sonreí, no sé qué sonrisa fue la que puse porque sus ojos se llenaron de lágrimas y todo volvió a ser real. Tomamos el carrito de las maletas y ella muy fuertemente me apretaba la mano, como cuando eres pequeño y mamá te aprieta tan fuerte para que no te vayas a soltar y perder.

“debí haberle avisado a la Maca o al Gabo” ellos siempre han estado ahí en mis partidas o arribos. Esta vez, solo éramos mi madre y yo, en silencio acompañándonos los últimos minutos. También pensé que hubiera sido lindo si mi padre se hubiera acercado al aeropuerto, pero claro, ya no se llevan bien con mi madre así que hubiera sido un tanto extraño e incómodo para ellos. Entre nuestro silencio, miraba a mi madre, su rostro había envejecido, sus ojos seguían brillosos y su manos seguían sosteniendo las mías con fuerza.  No solo su hijo se había quedado hacía ya 16 años en USA y ahora se iba su hija, con toda su vida en dos maletas y un vestido de novia en las manos. (Menos mal que no era en la cartera 😉 ) Partiría a lo que sería la mayor aventura de su vida.

“volveré en cuatro años, más o menos”

Dije con la voz entre cortada, tratando de controlar mis sentimientos, lágrimas de emoción y tristeza.  Así, con palabras como, cuídate, ten todo listo por si hay otro terremoto, no te resguardes bajo el marco de la puerta, me despide de todos los que no pude, etc. Pasaron las horas hasta que la voz de los altos parlantes anuncia mi vuelo. Nos miramos, tomamos el bolso de mano y le di un fuerte abrazo, de esos de osos, que envuelves a la persona y quieres decirles tantas cosas, pero ese abrazo lo diría todo. Crucé policía internacional sin problemas y luego aduanas y poco a poco fue desapareciendo la pequeña figura de mi madre.

Quisiera poder tener mejores palabras para describir lo que se siente cuando vas viajando sabiendo que no sabes si volverás en 4 años, a lo mejor en mas o a lo mejor en menos, sentir que estas nerviosa por lo que te espera, la incertidumbre de saber si todo saldrá bien, y el dolor de dejar a los tuyos, tu vida entera, tus amigos, tus exitos y fracasos. Pero más doloroso es dejar a tu madre sola, que ella reprima esa angustia y las ganas de decirte “no te vayas”, porque ella quiere que sus hijos vuelen, así como ella quiso hacerlo cuando joven pero sus padres no la dejaron.

“Deséeme éxito” –  le dije sonriendo timidamente

“éxito hija” – respondio con voz quebrada

“hasta el infinito y más allá!”

~Desde Newcastle para ti~

(¯`v´¯)
`*.¸.*´
¸.•´¸.•*¨) ¸.•*¨)
(¸.•´ (¸.•´ .•´ ¸¸.•¨¯`•. Pau..•~

by Paula

Muchas gracias por darte el tiempo y las ganas de leerme. Tu comentario es muy apreciado. Abrazos! -Thanks a lot for taking the time to read my blog. Your comment is really appreciate it. Big hugs!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *