Cuando la naturaleza es la que te detiene (leer primero)

Aún recuerdo con mucha nostalgia como si fuera ayer cuando, con mis dos maletas de 23 kilos cada una y algo más, llegamos con mi madre al aeropuerto Arturo Merino Benítez, de Santiago de Chile.

Ni ella ni yo sabíamos si podría volar ese día pues hacia una semana o un poco menos que el volcán de Islandia había hecho erupción y tenía muchos aeropuertos europeos cerrados.

http://internacional.elpais.com/internacional/2010/04/15/actualidad/1271282405_850215.html

Tras llamar todos los días a la aerolínea, solo me decían, acércate ese día que viajas y ahí veremos qué pasa. La incertidumbre me mataba. De todas maneras el fin de semana me junte con mis amigos más íntimos para despedirme (y algunos colados) y los días que me quedaron los pase junto a mi madre, me despedí de todos con anticipación pero a nadie le dije realmente si volaba o no.

Nerviosa como siempre cuando se trata de viajar a otro país, llegamos al aeropuerto, fueron dos horas en auto que se hicieron eternas. Una vez ya en el aeropuerto, me acerque al stand de la aerolínea y ansiosa pregunte si se habían abierto los aeropuertos…

¿Volaría o no ese día? … continuará…

Los Andes

 

by Paula

Muchas gracias por darte el tiempo y las ganas de leerme. Tu comentario es muy apreciado. Abrazos! -Thanks a lot for taking the time to read my blog. Your comment is really appreciate it. Big hugs!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *